Actividades para estimular el hábito de caminar en niños
La mayoría de los padres quieren que sus hijos sean activos, y no hay nada más eficaz para lograrlo que los paseos familiares. Sin embargo, motivar en los chicos el hábito de caminatas regulares resulta todo un desafío. Hay un grupo de actividades para estimular el hábito de caminar en niños. ¡Conócelos!

Actividades divertidas para estimular las caminatas

Revistas de temas naturales

Las revistas de temas naturales pueden motivar a los niños durante el paseo, especialmente aquellas que contengan dibujos de animales y pájaros silvestres. Es posible que también se hable de los sonidos que hacen estas criaturas y del clima de distintas zonas. Las ilustraciones de plantas desconocidas pueden sugerir que luego se investigue en casa sobre ellas. Toda esta charla y atención en la información de la revista mantendrá entretenidos a los pequeños.

Juegos de paseo
Muchos juegos pueden ser divertidos mientras se camina. Por ejemplo, el juego Veo, veo, donde los caminantes se desafían los unos a los otros encontrar objetos que se sugieren con un indicio: “Veo, veo una cosa verde”. Otro puede ser el Juego del Alfabeto, donde los participantes deben mencionar objetos que encuentran en el camino siguiendo un orden alfabético: “En mi camino me encuentro una almendra”, seguido de “En mi camino me encuentro un bastón”, etc.

Juegos de movimiento
Anima a tus hijos a realizar juegos que impliquen movimientos físicos mientras caminan. Por ejemplo, Sonido Especial, donde los participantes caminan en una fila, cuando se oye un sonido especial identificado, como el ladrido de un perro o el balido de una oveja, la primera persona de la fila debe regresar y ponerse en lo último. Muchos niños se ponen inquietos en una caminata, por tanto, este juego les da la oportunidad de caminar de forma diferente y no aburrirse.

Mascotas para pasear
Los niños aman sus mascotas, así que les encantará llevarlas también de paseo. El entretenimiento que proviene del animal reducirá el aburrimiento mientras están afuera. Si haces de esta una práctica regular, ambos, chicos y mascotas pasarán un momento de gozo.

Cambios
De vez en cuando, cambia el ritmo de caminar para hacerlo más interesante. Desafía a tu hijo a caminar tan rápido como pueda en 10 trancos o a correr velozmente hasta alcanzar una señal divisable. Las variaciones en la marcha pueden lograr maravillas al reducir la monotonía de la caminata.

Caminar es una actividad que favorece tu salud y la de tus hijos. Convierte los paseos en actividades divertidas que estimulen a los chicos y que luego pasen a formar parte de las tradiciones familiares.

Fuente: www.entrepadres.com

¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguientes!

Regalar fantasías a tus hijos

Manualidades de decoración de navidad para los chicos

Comentarios (0)Add Comment

pequeño | grande

busy