>> Para Martín

Hoy te escribo a vos hijo, porque me di cuenta de que quizás, algún día, quiera mostrate algunas de las cosas que escribí durante este tiempo en que te siento crecer, te sueño y te espero ansiosa.
Sé que es un lugar común, pero es cierto: nunca pensé que podía amar tanto a alguien (y eso que a tu papá lo amo muchísimo). Ni yo misma lo creo ¡Y todavía ni siquiera te conozco!
Quiero decirte que cada día que pasa sos un sueño hecho realidad. Que si, es cierto, tengo muchos miedos y dudas. Hasta hace unos meses sólo era una mujer, hoy soy tu mamá y sin embargo siento que no cambié nada. Sigo teniendo los mismos defectos, cometiendo los mismos errores u otros nuevos. Es que ser mamá es algo que sólo voy a poder aprender a tu lado. Espero no equivocarme tanto, te prometo que voy a dar lo mejor de mi. Y papá también, estoy segura. Sé que va a ser un héroe para vos, como lo es para mi, porque es un hombre maravilloso.
Y, si el día de mañana, cuando leas esto,  sos una buena persona, una persona feliz, voy a poder decir que lo hicimos  bien.
Eso es todo lo que deseo para vos y nuestra familia. Te Amo. Mamá.

Los comentarios están cerrados.