>> Algo natural

Cuanto más se acerca la fecha de parto, más ansiosa estoy y más miedos tengo. Sé que tener hijos es algo natural (como me dicen siempre mi mamá y mi abuela “Todas las personas que ves por el mundo nacieron de una mujer”) pero no puedo evitar los temores ¿Podré ser tan bruta como para no darme cuenta de que empecé con el trabajo de parto? ¡Cada vez que siento una contracción me dan unos nervios!
Trato de mantenerme ocupada para no pensar en todas las cosas que me generan dudas. Tengo todo listo, el bolso, las cosas que Martín y yo podemos necesitar, ¡pero igual no estoy tranquila!
Para colmo, empiezo a ver que a Mariano cada vez le cuesta más disimular sus miedos. Antes lo veía tranquilo, tratando de calmarme a mi ¡Ahora somos dos las bolas de nervios!
Es sólo cuestión de tiempo, el momento inevitable está llegando  y yo no puedo dejar de pensar ¿¿Quién me mandó a meterme en esto??

Los comentarios están cerrados.