Educación, aprendizaje de niños de 2 a 5 años, aprendizaje en la primera infancia http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil.html Wed, 27 Jul 2016 11:34:02 +0000 Joomla! - Open Source Content Management es-es Educa a tus hijos a cuidar el medioambiente http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1697-educa-a-tus-hijos-a-cuidar-el-medioambiente.html http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1697-educa-a-tus-hijos-a-cuidar-el-medioambiente.html

Educa a tus hijos a cuidar el medioambiente 


Cuidar el medio ambiente es una prioridad que todas las familias debemos asumir. Así ayudamos a nuestros hijos acerca del valor de la ecología y cómo proteger nuestros recursos naturales. ¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos a entender cómo proteger el medio ambiente?

 

Aquí te ofrecemos unas ideas:

• Enséñales a conservar el agua: el agua es un recurso precioso en nuestro planeta. Háblales a tus hijos acerca de cómo conseguimos agua potable en nuestros hogares. ¿De dónde viene? ¿Cómo se depura? y ayúdales a ahorrar agua en su vida diaria. Enséñales a apagar el agua cuando se lavan los dientes, a conservar agua mientras se bañan, cuando juegan al aire libre, etc.
• Haz el reciclaje fácil: reciclar en casa puede ser una primera actividad de ciencias y matemáticas para tus hijos. Aprender a clasificar y ordenar es una de las tareas que realizarán en la escuela. Escoge bolsas o cubos de diferentes colores y explícales cómo separar diferentes materiales que puedan reciclarse. Involúcralos en esta labor y explícales qué pasa con ciertos materiales (como el papel) cuando los reciclamos.
• Hagan juguetes con materiales reciclados: guarden contenedores, cajas de zapatos y otros materiales y hagan sus propios juguetes. Por ejemplo, con potes de yogur y arroz pueden hacer maracas, cubriendo y pintando cajas de zapatos pueden transformarlas en cajas registradoras, cunas para bebés, etc. Aprender a re-usar materiales será una lección importante para tus hijos.
• Lleven una bolsa de tela cuando salgan a comprar: pide la ayuda de tu pequeño para que agarre la bolsa de tela cada vez que salgan a comprar. Minimizar el uso de bolsas de plástico y cartón ayuda a proteger el medio ambiente y es una buena lección para tus hijos.
• Enséñales a apagar luces y aparatos electrónicos: incluyendo juguetes, videojuegos y computadoras cuando no los estén utilizando.
• Usen las dos caras de los papeles que usan para pintar, escribir y jugar en casa: de ser posible, usen papel reciclado y hablen acerca de dónde viene el papel y cómo lo conseguimos.
• Disfruten de la naturaleza: de la diversión al aire libre y hablen de lo importante que es cuidar a nuestro ambiente para que podamos disfrutarlo muchos años.

Fuente: www.todobebe.com

¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguientes!

Infecciones Paranasales

Anemia en el niño

]]>
info@sos-mama.com () Educación Wed, 18 Jul 2012 16:35:13 +0000
Infecciones Paranasales http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1678-infecciones-paranasales.html http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1678-infecciones-paranasales.html

Infecciones Paranasales
¿Cuantos niños no se enferman de la garganta cada rato, o quién no se enferma de catarro durante su niñez? En este tema vamos a tratar de comentar sobre estos padecimientos que son de mucho interés para los padres cuyos niños se enferman cada rato de problemas respiratorios altos tales como rinitis, rinosinusitis, amigdalitis, faringitis y otitis.



RINOSINUSITIS INFECCIOSA Y NO ALÉRGICAS

Dentro de los huesos que rodean la nariz hay numerosas cavidades llenas de aire denominadas senos. La mucosa que reviste la nariz se continua revistiendo todas estas cavidades, por lo mismo las enfermedades nasales se diseminan con facilidad a los senos paranasales produciendo sinusitis. Entre las infecciones paranasales no alérgicas, existen tres entidades muy frecuentes: el catarro común de etiología viral y autolimitante; la rinitis vasomotora, que se presenta como consecuencia de cambios bruscos de temperatura y que se maneja con medidas generales, y la más frecuente que es la rinosinusitis infecciosa aguda.
Los senos paranasales son las cavidades que se encuentran a los lados de las fosas nasales hay varios. Suelen verse afectados por infecciones de órganos contiguos como adenoiditis, amigdalitis, faringitis y laringitis. La frecuencia de sinusitis es entre 0.5 y 5% respecto a las infecciones respiratorias agudas.
Los factores predisponentes incluyen obstrucción nasal, desviación del tabique de la nariz, pólipos, hipertrofia adenoidea, infecciones dentarias, rinitis y asma bronquial. En sinusitis aguda, la etiología es bacteriana y su duración es de una a tres semanas; la subaguda, de tres semanas a tres meses; crónica, de tres meses o más, y la forma recurrente crónica, cuando se presenta cuatro o más veces en un periodo de seis meses y es la más difícil de tratar. La sinusitis ocurre a causa de un proceso inflamatorio, presenta estasis sanguínea característica, daño tisular, edema y acumulación linfática; además las secreciones adquieren una mayor consistencia con reducción del transporte ciliar, lo que origina obstrucción nasal por estancamiento del moco en nariz y senos paranasales, esto condiciona el crecimiento rápido de bacterias.
Síntomas y Valoración
Para facilitar el diagnóstico, los signos y síntomas se dividen en criterios primarios y secundarios. Entre los principales se incluyen: descarga retronasal, drenaje nasal purulento (catarro verde) y tos, mientras que los secundarios comprenden, edema periorbitario, dolor de cabeza, dolor de oídos, dolor facial, dolor al pasar alimentos, mal aliento y fiebre.
Los exámenes de gabinete y laboratorio son de utilidad, también se clasifican en principales como radiografía de senos paranasales y tomografía computarizada coronal, y secundarios como el estudio de citología nasal y ultrasonograma. La valoración diagnóstica de sinusitis se elabora cuando están presentes dos criterios clínicos principales o uno principal y 2 secundarios.    

Exámenes de Diagnóstico
Respecto a los exámenes diagnósticos, al haber un criterio primario es confirmatorio y cuando existe uno secundario, apoya al diagnóstico. Asimismo se realiza una valoración de la gravedad de la sinusitis y se le da un valor a cada uno de los signos: la descarga nasal y posnasal anormal tiene un punto cuando es mínima y dos puntos cuando es grave; la congestión nasal uno; la tos dos; halitosis uno; dolor a la palpación facial tres; eritema de la mucosa nasal uno; fiebre menor de 38.5ºC uno, pero mayor dos; la cefalea severa tres y la leve uno. Al utilizar esta valoración si se alcanza una puntuación menor de ocho la sinusitis es leve, si es mayor se trata de un problema grave y a partir de ello se elige el tratamiento a seguir.
Los auxiliares del diagnóstico por imagen incluyen radiografía de senos paranasales y tomografía computarizada axial o coronal. No se emplea la ultrasonografía. En la resonancia magnética se confunde la imagen entre los huesillos y las zonas de aereacíon. También puede ser de utilidad la nasofibroscopía.
Tratamiento
El tratamiento de la sinusitis aguda primero debe ser conservador: reposo en cama, abundantes líquidos, ambiente húmedo, analgésicos o antipiréticos y el antibiótico de elección según el caso. Se utilizan diversos antibióticos de primera y segunda líneas, así como alternativos. Se realiza una valoración integral del tratamiento para comprobar la curación, mejoría o recaída del paciente, según cada caso. Si el paciente no responde al tratamiento médico hay alternativas quirúrgicas y la intervención más frecuente es la cirugía endoscópica de senos paranasales. Este procedimiento lo realiza el otorinolaringólogo.
El diagnóstico de la sinusitis es clínico; la tomografía computarizada coronal es el estudio más preciso. La mayoría de los pacientes responden al tratamiento adecuado y temprano con antibióticos; las complicaciones han disminuido de manera considerable con los métodos diagnósticos y terapéuticos actuales. La cirugía de elección es la endoscópica de nariz y senos paranasales.
 
SINUSITIS CRÓNICA
Síntomas y Diagnóstico
Sinusitis crónica es aquella con tres o más meses de evolución, esta es la causa más común, después de la infección de vías urinarias, de fiebre de origen desconocido. Los síntomas típicos de estos casos son tos nocturna, fiebre ocasional y malestar general, además debe considerarse que en ocasiones los niños no refieren el dolor que sienten. Para hacer el diagnóstico primero hay que sospechar el problema y después buscar el apoyo a través de una radiografía simple de senos paranasales.
Tratamiento
Una vez determinada la probable causa de fiebre o malestar e hiporexia, se elige el tratamiento a instaurar. Como se trata de un padecimiento de varias semanas de evolución, es muy probable que se hayan administrado un gran número de medicamentos y pensar en un primer grupo de antibióticos como penicilina o amoxicilina carece de utilidad, por lo que se debe pasar a un segundo grupo y administrar un medicamento confiable como trimetoprim con sulfametoxazol o cefalosporina de la segunda generación. Si no hay respuesta, se administra amoxicilina más ácido clavulánico y si persiste la infección se prueban cefalosporinas de tercera generación, que deben emplearse durante el tiempo adecuado y a dosis suficientes.
Complicaciones
Las complicaciones de la sinusitis crónica son similares a las de sinusitis aguda: desde la etmoiditis al absceso periorbitario, que es de lo más grave en un niño. No debe olvidarse que es obligación del pediatra evitar que una sinusitis aguda se convierta en crónica. Independiente de la complicación facial más agresiva, también puede haber complicación neural, dado que el padecimiento puede causar meningitis. Es posible que haya un factor agregado de suma importancia en lugares cálidos, donde proliferan las albercas. La sinusitis tiende a ser crónica en niños de estos lugares ya que gran parte del día domingo lo pasan en la alberca y en la regadera, o donde el clima es muy reseco ya que este clima tiende a espesar las secreciones y a estancarlas en las cavidades.
 
OTITIS MEDIA
 
    La otitis media o infección de oído también la vamos a detallar en este tema ya que los oídos por medio de un conducto que se llama "Trompa de Eustaquio" se comunica con los senos paranasales y por consecuencia infecciones de los senos paranasales pasan al oído.
En los niños este conducto esta más horizontal y por lo tanto los niños que se alimentan con biberón acostados tienen más posibilidades de resentar infecciones recurrentes en los oídos.
Problema de Salud Pública
Por ser un padecimiento muy frecuente representa un problema de salud pública, con el consiguiente costo económico. ¿Que niño no ha dejado de ir a la escuela porque durante la noche no pudo dormir por tener fiebre y mucho dolor de oídos? o ¿ qué papás no han llevado en la madrugada a su bebe al servicio de urgencias por que esta muy necio, llorando demasiado y con dolor de oídos? La otitis media es el diagnóstico más frecuente que hacen los médicos en los niños, la mayor frecuencia es en niños de 6 meses de edad a 1 año y medio y con mayor incidencia entre diciembre y marzo. Los lactantes menores que se alimentan con biberón acostados tienen mayor incidencia, otros factores de riesgo o que es más frecuente encontrar niños con otitis media son los niños de guardería, hijos de padres fumadores y niños con adenoides crecidas.
Su Manejo
Un aspecto muy interesante es la gran controversia en su manejo: ¿actuar o no en otitis media serosa? ¿realizar o no timpanocentesis? ¿deben utilizarse esteroides? (que es por cierto una alternativa propuesta para su manejo en los próximos años). La bacteriología de la otitis media serosa es diferente a la de la media aguda. El 80% de los casos de otitis serosa curan sin tratamiento alguno, pero esto obliga a realizar un seguimiento del caso para evitar que se convierta en otitis media crónica. Algo importante es que la otitis media serosa tiene complicaciones y secuelas silenciosas.
La imagen otoscópica es muy importante, ya que en ella es posible observar todas las referencias anatómicas (martillo, anillo timpánico) y valorar la transparencia de la membrana, es decir, de la mucosa de la caja timpánica. El hallazgo de nivel hidroaéreo, es un dato muy importante para el diagnóstico. El uso de la otoscopia neumática permite identificar la presencia de burbujas al mover la membrana timpánica, lo que es un dato más para el diagnóstico de otitis media serosa. La otoscopia neumática se puede efectuar en el consultorio; en casos de membrana timpánica normal existe movilidad adecuada, en los casos de presión negativa la membrana timpánica se observa retraída y es muy difícil movilizarla, lo que sugiere una disfunción tubaria que puede conducir a otitis media serosa; asimismo, es posible detectar engrosamiento de la mucosa, sobre todo en la otitis media neonatal o en las primeras fases de otitis media aguda.
OTITIS RECURRENTE
La renuencia en otitis media es frecuente y este suele ser el motivo principal de la consulta. La infección respiratoria recurrente no es una entidad clínica específica, ni una división académica; sin embargo, no es tan importante encontrar la relación estadística, sino las causas de la recurrencia en la otitis. Dichas causas deben considerarse como entidades multifactoriales y el manejo puede ser multidisciplinario. Entre las causas anatómicas está la hipertrofia adenoidea y entre las funcionales la rinitis vasomotora. Las causas ambientales pueden ser tabaquismo, exposición a alergenos y las infecciosas incluyen el comportamiento bacteriano. Otra causa importante es el uso de medicamentos; con frecuencia estos pacientes se presentan después de haber recibido múltiples tratamientos con agentes antimicrobianos o antihistamínicos, o ambos.
Tratamiento
En cuanto a la realización de timpanocentesis, al parecer ya se estandarizó la conducta a seguir. Estudios recientes mostraron que la miringotomía con la aplicación de tubos de ventilación es eficaz, pero los pacientes se deben seleccionar: casos de otitis media serosa con más de tres meses de evolución, o bien, cuadros repetitivos que no han respondido a los antibióticos. En referencia al tratamiento, el uso de antihistamínicos sólo está justificado cuando hay rinitis alérgica; los antibióticos son diversos y es un tema muy comentado; los mucolíticos son de utilidad.
En cuanto a esteroides, se han hecho varios estudios y un punto a su favor es el efecto anti-inflamatorio poderoso que disminuye el edema de la mucosa, lo que podría ser resolutivo en el caso de otitis media serosa; además aumentan la producción de surfactante, lo que es de interés en los casos de otitis media y disminuyen el tamaño del tejido linfoide en la región rinofaríngea. Sin embargo, los puntos en contra pueden ser a corto y largo plazos: hay diseminación de infecciones vírales, lo que es inconveniente; algo que llama la atención, es que cuando los estudios con esteroides se someten a un método científico para demostrar su importancia estadística, esto no se logra. En las primeras semanas de vida es muy difícil diagnosticar la otitis neonatal, ya que la membrana timpánica es opaca y oblicua; no es de utilidad la otoscopia neumática y es necesario el uso de microscopio.
CONCLUSIÓN
En conclusión, la otitis media es una afección muy frecuente en la infancia; la amoxicilina es todavía el antibiótico de primera elección, el cual se puede asociar al ácido clavulánico cuando se sospeche la presencia de betalactamasa, usar después cefalosporinas de segunda o tercera generación. También macrolidos azalidos como la Azitromicina. En los casos rebeldes, la miringotomía con inserción de tubos de ventilación es lo adecuado.

Fuente: www.dr-ramiro-pediatra.com

¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguiente!

Anemia en el niño

¿Qué es la fimosis?



]]>
info@sos-mama.com () Educación Tue, 26 Jun 2012 20:05:18 +0000
Cómo enseñar en casa a un niño en edad preescolar http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1657-como-ensenar-en-casa-a-un-nino-en-edad-preescolar.html http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1657-como-ensenar-en-casa-a-un-nino-en-edad-preescolar.html

Cómo enseñar en casa a un niño en edad preescolar 
Enseñar a un niño en edad preescolar en el hogar se puede hacer con actividades simples. Usted no tiene que dedicar mucho tiempo a la enseñanza curricular, ya que los niños de esta edad tienden a tener poca capacidad de atención y aprenden más, a través del juego y las actividades prácticas.

Planee pasar algún tiempo, todos los días, para el aprendizaje y la actividad física, así como también para algunas actividades de música o arte. Lo más importante es limitar el tiempo frente a la televisión y el ordenador.

Lea a sus hijos todos los días. Exponerlo a los libros varias veces, lo ayuda a comenzar a memorizar las historias, y poco a poco hace que progrese en el reconocimiento de palabras y luego, a la lectura. Escoja libros muy simples utilizando la repetición de palabras cortas que se pueden aprender a leer rápidamente. Lea libros más largos y complicados para que pueda aprender a concentrarse en historias más largas.

Elija una letra del alfabeto en la pueda centrarse todos los días y que su hijo practique su anotación. Seleccione los alimentos, libros y actividades que comienzan con esa letra para que su hijo vea y oiga el sonido que hace durante todo el día. Mire cuántas cosas puede encontrar o pensar que comienzan con esa letra.

Elija un número cada día para que su hijo aprenda. Empiece por contar hasta ese número, y anote el número y la palabra para ese número. Escoja dicho número en piezas de cereal para tomar de aperitivo, proponga que corra alrededor del patio esa cantidad de veces, o recoja ese número de hojas o flores, cuando dé un paseo.

Incorpore estas enseñanzas en sus actividades diarias normales. Enseñe a su niño los colores cuando le toque lavar la ropa, las matemáticas (de medición) mientras está cocinando, el dinero y la nutrición, en la compra de comestibles. Debe involucrarlo en lo que usted hace, como niños de jardín les encanta hacer las actividades de los "grandes", como ir de compras y cocinar.

Haga preguntas. Cuando esté dando un paseo con su hijo, pregunte lo que piensa acerca de los animales que ve, dónde pueden vivir y lo qué comen. Pregúntele sobre el clima y las estaciones del año, y lo que debe usar en distintos momentos del año. Hable de las vacaciones de cada temporada para que aprenda lo que se puede esperar en las diferentes épocas del año.

Emplee lecciones prácticas para su hijo. Experimente con cubitos de hielo en un vaso y explíquele el tiempo de fusión a diferentes temperaturas. Agréguele sal y un piolín a un cubo de hielo para recogerlo. Déjelo aprender acerca de los colores mezclando pinturas por sí mismo para ver la cantidad de colores que pueden crear. Mezcle un poco de vinagre con colorante de alimentos, y haga que trate de mezclarlo con aceite en un recipiente de color blanco o claro. Pregúntele acerca de los resultados que obtendrá. A continuación, realice el experimento, y explíquele los resultados que realmente sucedieron: el proceso de experimentos científicos.

Encuentre una amplia variedad de proyectos de arte, como las páginas que pueden ser coloreadas o artesanía para que su hijo cree. Hable sobre los colores, formas y líneas. Ofrézcale una variedad de materiales, incluyendo papel de construcción, pintura de dedos, acuarelas y arcilla. Señale el arte donde quiera que vaya.

Incorpore la música en su día siempre que sea posible, incluso en otras actividades. Reproduzca CD tantas veces como pueda y practique cantar y bailar las canciones. Elija varios tipos de música y pregúnetle a su hijo cómo le hace sentir. Tenga instrumentos para niños como tambores, xilófonos, teclados, campanas o grabadoras para que pueda jugar con ellos cuando quiera.

Fuente: http://educacion.uncomo.com


¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguientes!

Aplicando límites y reglas a nuestros hijos


Hablar con los niños acerca de la sexualidad l
]]>
info@sos-mama.com () Educación Tue, 05 Jun 2012 17:56:33 +0000
Dudas y prejuicios en torno al aprendizaje temprano http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1643-dudas-y-prejuicios-en-torno-al-aprendizaje-temprano.html http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1643-dudas-y-prejuicios-en-torno-al-aprendizaje-temprano.html

Dudas y prejuicios en torno al aprendizaje temprano
Algunos padres no están de acuerdo en estimular la inteligencia de sus hijos. Creen que los niños estimulados se aburren en la escuela, no saben jugar o son antisociales. Éstos y otros prejuicios entorno al aprendizaje temprano originan miedos e inseguridades infundadas. Desde aquí se defiende que una estimulación adecuada siempre es positiva para el niño.

La doctora María Montessori, con sus estudios del niño y sus aportaciones sobre el desarrollo y educación de los sentidos es, tal vez, la gran precursora de este movimiento que hoy llamamos aprendizaje temprano. Ella ya defendía, en la primera mitad del siglo XX, que un niño puede empezar a leer a los dos años. Más tarde, Glenn Doman, que trabajaba en la rehabilitación de niños con lesiones cerebrales, y a la vista de los resultados obtenidos, se hizo la siguiente reflexión: ¿Qué pasaría si aplicáramos a niños normales, que disponen de todo su potencial cerebral, las técnicas que practicamos con los disminuidos?
Desde ese momento empezó a aplicar en niños sin lesiones cerebrales técnicas de desarrollo sensorial que usaba con los lesionados. El resultado ha sido que los niños aprenden tanto y adquieren tantas habilidades que a los adultos les cuesta digerir y aceptar que, en algunos aspectos, un niño de 6 años puede ser superior a nosotros.
Cuando no se acepta esta realidad es cuando se generan mitos que tratan de "prevenir" a los padres de los peligros que supone tener un hijo intelectualmente estimulado. Estos son los más frecuentes:

• Un niño cuyos conocimientos son superiores a la media se aburrirá, cuando llegue al colegio.
Todos los maestros y profesores, en ocasiones, hemos visto algunos niños aburridos en el aula. Pero, curiosamente, los que generalmente se aburren más son aquellos cuya capacidad no les permite seguir el ritmo de la dase. Estos son los niños que, además de aburrirse, lo pasan mal, porque la falta de éxito debilita su autoestima. Los niños listos (¿no debería sustituirse por "estimulados"?) sólo requieren comprensión y más trabajo para seguir aprendiendo.
Si los niños con talento se aburren, el resto de la clase se aburre mucho más. Como profesor puedo asegurar que es mucho más estimulante y motivador tener alumnos con conocimientos superiores a la media que no lo contrario.

• Los niños que reciben aprendizaje temprano son soberbios.
Puede ser que niños que han realizado aprendizaje temprano sean soberbios e incluso impertinentes. ¿Pero lo son por haber hecho aprendizaje temprano? ¿No hay también niños que han sido poco estimulados intelectualmente y que también son soberbios? Si se plantea el problema con un poco de objetividad, cualquier persona que tenga experiencia con niños reconocerá que los ha conocido encantadores y menos encantadores, independientemente de sus capacidades y de sus conocimientos. La soberbia y la estupidez no son inherentes, ni mucho menos exclusivos, a los niños estimulados.
El problema del niño que toca el violín a los 4 años, que corre mucho, o que posee cualquier otra habilidad y se comporta con soberbia, no es lo que tiene, sino lo que le falta. Probablemente, a este niño nadie le ha dicho que lo que él sabe es, únicamente, porque se lo han enseñado. Porque ha tenido la suerte de disfrutar de unos padres o de unos profesores que se han preocupado por él. Que cualquier niño que tenga las oportunidades que él ha tenido aprenderá igual o más que él. Por lo tanto, en ningún momento puede ni debe presumir de lo que sabe, sino ayudar a sus semejantes y dar las gracias a las personas que le han ayudado. De este modo empezaremos a educarle para ser sencillo y solidario con los demás, cualidades de las que carece el soberbio.

• Los niños que practican aprendizaje temprano no saben jugar y son antisociales.
No hay ningún estudio que permita afirmar esta idea con seriedad. Conozco niños que tocan el violín o el piano desde los tres años, que han recibido lenguaje escrito desde el año, que son brillantes en el colegio, y que al mismo tiempo son muy sociables, alegres y deportistas. No olvidemos que el aprendizaje temprano también incluye programas de desarrollo físico. Lo que ocurre es que, ante lo negativo, normalmente se generaliza a partir de un niño y, ante una realidad que contradice nuestro prejuicio, decimos que es la excepción que confirma la regla.
Por desgracia, también he conocido niños solitarios con problemas de relación social, algunos con buenas capacidades intelectuales y otros sin ellas. Porque lo que aprecian los niños para hacer amigos es la valentía, la bondad, la generosidad para prestar cosas, la capacidad de perdonar y de comprender... valores que, afortunadamente, puede tener cualquier persona independientemente de su capacidad intelectual y académica. Pero en nigún momento hay una relación directa entre éxito en los estudios y problemas sociales.
Los niños que han sido estimulados en su primera infancia también saben jugar. En la escuela se puede ver todos los días cómo juegan e interaccionan con los demás tanto en juegos de movimiento y deportivos como en juegos de mesa, haciendo carreteras o jugando con muñecos. Es más, como disponenen de recursos suelen tener ideas que son valoradas por los demás y disfrutadas por todos.

• Los niños que practican aprendizaje temprano no son creativos.
Dice Glenn Doman en su obra Cómo multiplicar la Inteligencia de su bebé que el conocimiento no es la inteligencia, pero sí es la base de la inteligencia. O por lo menos del comportamiento inteligente. Cuando una persona ha de solucionar un problema, del tipo que sea, lo primero que hace es recurrir a sus conocimientos previos. Si en nuestro "banco de datos" no hay experiencias y conocimientos directos o indirectos relacionados con el tema que nos ocupa, no podemos solucionarlo. Hemos de informarnos para buscar soluciones.

¿Conoces a alguien creativo en el campo musical y que no sea músico? ¿Conoces a alguien creativo en el campo de la literatura pero que no sepa leer? (La escritura es la salida, "la producción" consecuencia de la entrada, que es la lectura. Todos los grandes escritores han sido y son grandes lectores.) ¿Crees que Newton o Einstein hubieran formulado sus teorías sin saber física?
En los niños pasa igual. Los niños con más ideas originales son los que tienen mayor riqueza interior porque se les han proporcionado oportunidades para adquirir más conocimientos y más habilidades.

En este sentido, hemos de agradecer al filósofo José A. Marina la publicación de sus pensamientos sobre la inteligencia creadora, el ingenio y la voluntad. Con ellos pone de relieve que los humanos no podemos crear de la nada, sino que la creatividad es fruto del esfuerzo y de la constancia que nos proporcionan los recursos. Como decía Ramón y Cajal, nadie ha hecho más daño a la humanidad que aquéllos que dicen que los inventos y las ideas brillantes son fruto de las dotes naturales y de la inspiración, y no del estudio y del esfuerzo constante.

Personalmente llevo muchos años practicando y recomendando el aprendizaje temprano y estos son los mitos que padres y profesores me han planteado con más frecuencia. No conozco ningún parvulario o centro de enseñanza ni tampoco ningún padre o madre que haya apostado por el aprendizaje temprano y que lo haya dejado por estos prejuicios. Al contrario, no solo están muy satisfechos y entusiasmados por la gran mejora que experimentan los niños, sino que tratan de favorecer en la educación de sus hijos en casa desde edades más tempranas (¡Desde el 5º mes de embarazo ya es conveniente estimular al bebé!).
De todos modos, el aprendizaje intelectual no es la solución a todos los problemas que plantea la educación de un niño. Es una dimensión importante de la persona, que debemos facilitarle en la medida de nuestras posibilidades, para que nuestro hijo pueda disfrutar aprendiendo y para que sea capaz de ayudar a los demás.

Pablo Pascual Sorribas - Maestro, licenciado en Historia y logopeda.
Fuente: www.solohijos.com

¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguientes!

Hablar con los niños acerca de la sexualidad

Cómo educar en valores


]]>
info@sos-mama.com () Educación Tue, 29 May 2012 19:30:26 +0000
Aplicando límites y reglas a nuestros hijos http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1593-aplicando-limites-y-reglas-a-nuestros-hijos.html http://sos-mama.com/dosacinco/educacion-infantil/1593-aplicando-limites-y-reglas-a-nuestros-hijos.html

Aplicando límites y reglas a nuestros hijos
Aunque siempre quieras llenarlos de amor y de cariño, y muchas veces te cueste, es necesario saber cuándo poner límites para educar a tus hijos. ¡Aquí te damos algunos consejos!



a) ¿Por qué es necesario poner LÍMITES y establecer REGLAS?
• Los niños necesitan ser guiados por los adultos para que aprendan  cómo realizar lo que desean de la manera más adecuada.
• Es fundamental establecer reglas para fortalecer conductas y lograr su crecimiento personal.
• Los límites deben basarse en las necesidades de los niños.  
• Lo que se LIMITA es la CONDUCTA, no los sentimientos que la acompañan.  A un niño se le puede solicitar que no haga alguna cosa,  pero nunca se le puede pedir que no sienta algo o impedirle una emoción o sentimiento.
• Los LÍMITES deben fijarse de manera que no afecten el respeto y la autoestima del niño.  Se trata de poner límites sin que el niño se sienta humillado, ridiculizado o ignorado.  
• Señale la situación problemática empleando pocas palabras.  Los sermones son poco efectivos y alteran a las personas.
• Evite calificar al niño, solamente señale el problema.
• Sea firme,  pero tranquilo.
b) ¿Qué podemos hacer?
• Dedique el tiempo suficiente...   Si uno está mal para enfrentar el día, si no se lleva bien con otros miembros, si se siente presionado o si tiene temor por el día que se avecina, los niños sentirán esta tensión.
• Cuando no se respetan los LÍMITES, debe traer consecuencias.  Las cuales deben ser proporcionales, directas y, en la medida de lo posible inmediatas a la situación que las provoca.   Las consecuencias deben ser adecuadas a la situación.  Esto es, que guarden una relación natural o lógica con la conducta en cuestión.
• Las REGLAS deben establecerse de común acuerdo entre padres e hijos, deben ser el producto de la discusión y el entendimiento.
• Es más fácil establecer DISCIPLINA cuando la  persona responsable de los niños realmente se siente satisfecha de estar a cargo del niño, cuando disfruta al compartir con ellos y cuando es capaz de respetar la necesidad de seguridad de ellos.  La disciplina da buenos resultados cuando los adultos son firmes, observadores y afectuosos, nunca si estos se muestran superficiales. La disciplina debe ser firme pero nunca grosera, respetuosa y no hiriente, o sea debe controlar  pero nunca lastimar al niño.
• NO queremos que los niños crean que porque deseamos ser sus amigos, ellos podrán hacer lo que deseen.  No queremos tampoco que nos tengan miedo.  El mundo necesita gente que tenga coraje y que sea original, no gente TIMIDA.
• La DISCIPLINA depende en gran parte de las habilidades y de las conductas de los adultos, como también de la capacidad para combinar el afecto y el control.  Esto es difícil, pues exige mucho de nosotros mismos.  La buena disciplina no es solamente castigar o lograr que las reglas se cumplan, implica también que nos gusten los niños y que ellos se sientan aceptados y queridos por nosotros.  El proveerles de reglas claras y apropiadas es sólo para su protección.
• Nuestra conducta y actitudes afectan la conducta de nuestros hijos.  Es posible que los niños se sientan bien, pero empiezan a portarse mal si se les dirige masivamente, o se les grita, en lugar de tratarlos  como seres humanos.  Los niños imitan la conducta de los adultos y si el adulto es grosero, estos también lo serán.  
• La DISCIPLINA no es sólo una palabra, una técnica o un conjunto de reglas.  Se requiere combinar el afecto con el control; además el planear y el organizar muy bien el espacio, como también distribuir el tiempo disponible.   El manejo de los niños debe ser gentil pero con autoridad, ofreciéndoles siempre dirección y conductas apropiadas para imitar.  Los niños necesitan adultos que tengan autocontrol y en quienes ellos puedan confiar.  
• Además, debemos recordar que el tono de voz, el uso de las manos, los gestos y las acciones pueden contribuir  a controlar problemas.  Las palabras del adulto también pueden ayudar al niño a comprender sus sentimientos y los de otros.
“Recuerde el que su hijo (a)  estudie o NO lo haga, es una cuestión de REGLAS y de límites, que los padres debemos aprender a manejar”.
c) Poner límites claros y adecuados a la capacidad del niño:
El grado de autocontrol que tienen los niños depende, en gran medida, de la actitud de los padres.  El autocontrol como la tolerancia al dolor se educa.  Todos hemos oído casos de niño que a muy corta edad han sido operados en tantas ocasiones  que cuando sus padres les dicen que van al hospital cogen su osito y no muestran mayor rechazo.  Con la capacidad para tolerar frustraciones y para auto controlar las expresiones de agrado o desagrado sucede lo mismo.  Un niño puede haber aprendido que cuando papá dice que no, esa decisión es inamovible, pero también puede saber que se le permitirá gritar, protestar y tirarse al suelo para mostrar frustración sin que nadie le pare los pies.  El grado de autocontrol y de tolerancia a la frustración está muy relacionado con la capacidad de la familia para hacer respetar su autoridad.  La familia tiene más razones para saber que debe poner límites claros y que sean adecuados a lo que el niño puede ofrecer.  
d) Principios básicos para madres y madres que desean educar bien:
1. Nosotros somos los educadores, la escuela o colegio sólo complementan.
2. Educar bien es enseñar a: conocer las propias posibilidades, desear crecer, aceptar nuestras limitaciones y nuestras virtudes de forma sana, es enseñar a vivir.
3. Educar bien es enseñar a adaptarse a todas las situaciones: buenas o malas.
4. Educar no es proporcionar experiencias buenas y asilarle de las malas.  Es ayudarle a aprender de ellas.
5. Para educar bien no existen recetas, se aprende de experiencias concretas y luego se generaliza.
6. Educar es una toma de decisiones constante.
7. Nuestras decisiones están muy influidas por cómo hemos sido educados.
8. Ser conscientes de ello ayuda a educar más sensatamente.
9. Educar bien a mi hijo (a), no es compensarle por loo que nosotros no hemos recibido en nuestra niñez.  “Los hijos no nacen con tus carencias ni necesidades, no se las crees”.
10. Debo ser consciente de lo que me transmitieron cuando me educaron.
11. Debo educar en el presente con perspectiva de futuro.
12. Una mala actuación ahora se paga con creces en el futuro.
13. No debo angustiarme.  Si no puedo, busco ayuda.
14. Para educar bien es necesario tener sentido común.
15. Muchas veces necesitamos una visión objetiva desde fuera.
16. No dudes en pedir orientación educativa aunque el problema parezca pequeño.
17. No existen los superpadres, todo el que te comente que su relación con su hijo es perfecta, puede ser que necesite aparentar o que no quiere ver los problemas.
18. Nada es lo mismo para un hijo que para otro.
19. Educar bien no es buscar las mismas condiciones para todos, sino es dar a cada hijo lo que necesita.  Hacerlo así no es ser injusto, ayuda a los hijos a crecer aceptando la individualidad de cada uno.
20. Educando voy a cometer errores.
21. No hay error que no se enmiende.
22. Puedo rectificar sin perder la autoridad.
23. No importa lo que sucedió en el pasado, si hay problemas hay que “tomar la situación de  inmediato”.
24. Sé positivo.  Dile a tu hijo lo que degusta y pon un límite a lo que no te gusta.
25. Un niño (a) es una antena parabólica constante.  Se entera de todo, lo imita todo.  El niño aprende más de lo que ve, que de lo que decimos.
26. El mayor deseo del niño es controlar el entorno.
27. En el entorno también estamos nosotros.  Controlar nuestras reacciones le fascinará, incluso aunque sea a costa de que nos enfademos con él o ella.
28. El niño necesita libertad conducida.
29. Si nosotros no ponemos límites a su conducta, lo hará él.
30. Nunca debo mentirle.  Si le enfrento a aquellas cosas que no le gustan  pero que debe aceptar, le preparo para asumir la realidad.
31. Si le miento lo haré un inmaduro (necesitará que le disfracemos las cosas para aceptarlas) y un inseguro (si no puedo confiar en mis padres ¿en quién puedo confiar?
32. Debo explicarle las cosas (casi siempre) y de forma breve.
33. A veces los niños necesitan un “Porque yo lo digo”.
34. Levantar castigos o encubrir los errores sólo es sobreprotección.  Las personas sólo aprendemos de nuestros errores si vivimos las consecuencias de los mismos.     Formamos hijos inmaduros incapaces de enfrentarse a la frustración.
35. El mayor deseo de un niño es que papá y mamá estén pendientes de él.
36. La atención que le prestamos es nuestra mejor arma.  Quién sabe cómo y cuándo prestar atención a su hijo(a) sabe educar.
Todos estos principios se pueden resumir en el siguiente pensamiento:
• Sé que puedes.
• Por eso te enseño y te exijo.
• Y como sé que te cuesta esfuerzo, te lo reconozco.
e) ¿Cómo aumentar las conductas positivas y eliminar las negativas?
• Tenga en cuenta que igual que usted como padre – madre puedes modificar la conducta de tus hijos, éstos modifican de forma intuitiva tu propia conducta.
• Las normas deben ser claras, esta bien definidas, y se adecuadas para cada niño según la edad.
• Es importante establecer diferencias entre los hermanos.  De otro modo los mayores tienen la sensación de que crecer sólo trae consigo obligaciones y no tardarán en aparecer conductas regresivas (comportamiento infantil) y, por su parte, lo pequeños no desearán crecer,  ¿para qué perder privilegios?
• No es injusto que un pequeño se quede, por ejemplo, sin ir a una actividad o no pueda recibir una bicicleta hasta tener 3 años más.  De este modo deseará crecer y hacerse mayor como su hermano.  Hacerse mayor será deseable porque ser pequeño no trae consigo todos los privilegios.
• No pida cosas que el niño o la niña no puede hacer.
• Cuando exija al niño, no actúe de forma contradictoria.
• Sea coherente en la aplicación de las normas.
• Cuando se produzcan desacuerdos entre los padres sobre la forma de educar a los niños, nunca se deben discutir delante de ellos.
• Evite centrar la autoridad en un solo padre – madre.
• No delegar la autoridad en otro.
• No se desautorice nunca.
• No modifique los castigos (consecuencias) una vez anunciadas.
• No castigue con algo que no pueda cumplir.
• Acostúmbralo a pedir permiso.
• Cuando tengas que poner un castigo: no te alteres, por nada del mundo.  
f) Finalmente recuerde:
Los adultos que conviven con el niño tienen que estar de acuerdo acerca de los límites que debe tener: qué se le permite y qué se le prohíbe.  Hay que ser cuidadoso con el castigo, porque si éste  no se lleva a cabo adecuadamente, el niño no aprenderá lo que es bueno  y malo, no fortalecerá  su moral.  Tal vez deje de hacer  lo que se le censura por temor,  pero no por convicción.  Lo importante es que el adulto  ejerza su autoridad de manera que le  dé la oportunidad al niño de aprender algo de la experiencia.  Ante un berrinche,  por ejemplo, se lo puede ignorar, excluir al pequeño del grupo hasta que se calme, y explicarle que esas son las consecuencias de su acción.  Aprenderá a tener más cuidado la próxima vez.  Se le puede invitar a que participe en la reposición  del daño causado, remendando el libro destruido, el juguete quebrado, el dedo maltratado del hermano y, por último, es importante  afirmar  que la censura mediante palabras o gestos es a menudo insuficiente para que el niño se dé cuenta  de que con su acción ha roto el vínculo de confianza mutua y de solidaridad al hacer algo desagradable a los otros, si existe una fuerte relación familiar.
“Educar a un niño es como sostener en la mano un jabón.  Si aprietas mucho sale disparado, si lo sujetas con indecisión se te escurre entre los dedos, una presión suave pero firme lo mantiene sujeto”.

Elaboración: Máster Natalia Calderón Astorga.

Fuente: www.psicopedagogia.com

¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguientes!

Cómo educar en valores


Qué hacer para que tu hijo recoja sus juguetes


]]>
info@sos-mama.com () Educación Tue, 10 Apr 2012 17:41:13 +0000