El embarazo y tu edad
A las futuras mamás menos jovencitas a menudo les preocupa que su edad pueda afectar al embarazo y nacimiento de su bebé. Además, muchas mujeres creen que las someterán a pruebas e intervenciones adicionales debido a su edad. Es importante saber hasta qué punto estas preocupaciones reflejan o no la realidad.


¿Hay en la actualidad más mamás que tienen los bebés a una edad más avanzada?
Los datos estadísticos referentes a los nacimientos en los últimos 20 años señalan una importante tendencia general a retrasar la maternidad hasta después de los 30.

¿Cómo afecta la edad tu fertilidad?
Hay algunas cuestiones importantes que las mujeres deben considerar al optar por retrasar la maternidad. A partir de los 30 años se produce una reducción gradual en la fertilidad, de manera que la pareja podría tardar más en concebir, o enfrentarse con algunos problemas de infertilidad. Ésta es, precisamente, la franja de edad en que las mujeres más se someten a tratamientos de fertilidad.

¿Cómo afecta la edad a tu embarazo?
En el pasado, las madres de más edad eran aquéllas que ya tenían familia numerosa y esperaban otro bebé. El hecho de haber tenido varios embarazos, a veces daba lugar a complicaciones. Hoy en día, las madres de edad más avanzada suelen ser mujeres que han optado voluntariamente por empezar más tarde sus familias.

Desafortunadamente, aunque estas mamás suelen estar en buena forma física, simplemente debido a su edad tienen más probabilidades de haber desarrollado ciertas condiciones médicas, como diabetes, algunos problemas relacionados con hipertensión o fibromas uterinos, los cuales pueden afectar el embarazo y el nacimiento del bebé. Los estudios sobre el efecto de la edad materna en el embarazo y el nacimiento también dan a conocer un aumento en la frecuencia de complicaciones del embarazo, como hipertensión, diabetes gestacional, hemorragias durante el tercer trimestre, y ubicación baja de la placenta.

Si tienes más de 35 años al quedar encinta, la atención prenatal que recibas también podría variar. Después de los 35, hasta a las futuras mamás más saludables y en forma se les hacen más pruebas prenatales y ecografías (ultrasonidos) que a las embarazadas más jóvenes. También se practica la amniocentesis más a menudo a las mujeres mayores de 35 años, y estas madres tienen una mayor probabilidad de estar bajo el cuidado de un especialista. Algunos expertos opinan que esto refleja tanto la ansiedad de los médicos, como las necesidades reales de la madre y el bebé, o sea que si buscas un tratamiento más moderado, asegúrate de hacer preguntas sobre las pruebas o intervenciones que te sugieran hacer.

¿Qué efecto tiene la edad de la madre en el bebé?
Es sabido que las madres de edad más avanzada tienen un mayor riesgo de tener un bebé con síndrome de Down. Por ejemplo, la posibilidad de que esto ocurra es una en 300 aproximadamente, cuando se tiene 35 años. Sin embargo, cuando se tiene 25 años es sólo una en 1.250. Hay otras anomalías cromosómicas mucho más raras, como los síndromes de Patau y de Edward, cuyas incidencias también aumentan con la edad materna. La prueba de translucencia de la nuca fetal y otros exámenes pueden ofrecer una idea del riesgo aproximado, y el análisis de las vellosidades coriónicas (CVS) y la amniocentesis pueden proporcionar un diagnóstico definitivo, el cual permite que la mujer se prepare si va a tener un bebé con necesidades especiales o tome la decisión de interrumpir el embarazo si así lo desea. Ninguna mujer tiene que someterse a estas pruebas si prefiere no conocer el resultado.

A pesar del aumento de algunos riesgos asociados con la edad de la madre, es importante recordar que la gran mayoría de los bebés nacen sanos y, a excepción de las anomalías cromosómicas, los estudios indican que el riesgo de malformaciones congénitas en bebés nacidos de madres maduras no es mayor que para los hijos de las mamás más jóvenes.

¿Cómo puede la edad afectar el parto en sí?
Hay una marcada tendencia a aumentar las intervenciones médicas cuantos más años tenga la madre. Las mujeres de 35 años en adelante tienen una mayor probabilidad de tener un parto inducido, un diagnóstico de sufrimiento fetal, una anestesia epidural, o un parto con fórceps o ventosa, y prácticamente todos los estudios están de acuerdo en que la tasa de partos por cesárea crece con el aumento de la edad. Sin embargo, este aumento no parece estar relacionado con ningún problema específico. La pregunta es: ¿Cuántas de estas intervenciones son realmente necesarias y cuántas resultan de la percepción generalizada de que las madres de más edad tienen embarazos de "alto riesgo"? Una vez que se interrumpe el transcurso natural del parto con la primera intervención, no es raro que esto desencadene un "efecto dominó", provocando una serie de intervenciones. Así como con el embarazo, si quieres darle una oportunidad al proceso fisiológico natural del parto, infórmate bien y prepárate para hacer preguntas.

Existe, sin embargo, un pequeño pero serio riesgo para los bebés de madres de edad más avanzada. Inexplicablemente, un mayor número de bebés mueren antes de nacer, al final del embarazo, en este grupo de mujeres (1 de cada 440 embarazos de mujeres de 35 años o más, contra 1 de cada 1.000 embarazos de mujeres más jóvenes). Por este motivo, los médicos suelen vigilar más a las madres embarazadas que tienen más de 35 años durante las últimas semanas del embarazo.

A la hora del parto, ¿cuál es la ventaja de ser una mamá mayor de 35 años?
A pesar de los riesgos reales, supuestos o potenciales, todos los estudios coinciden en que, para el bebé, el resultado final es tan favorable como para los nacidos de madres jóvenes, según lo demuestran las puntuaciones de Apgar, que evalúan el bienestar del bebé inmediatamente después del parto, y las demás pruebas y revisiones médicas que se hacen durante la niñez.

En el área psicológica, las mamás "mayores" también podrían tener una ventaja. Un estudio indica que ellas tienen menos miedo de sentirse desamparadas o impotentes, y de perder el control durante el parto que las mujeres más jóvenes. Otra ventaja de los años es que también pueden brindarte más resistencia y valor.

¿Cuáles son las ventajas de tener hijos después de los 35 años?
Es probable que las mujeres de treinta y cuarenta y tantos años tengan un estilo de vida más sano, comprendan mejor las necesidades de su organismo, y se cuiden más en lo que se refiere a la preparación física y la nutrición. Hay estudios que señalan que las mujeres de edad más avanzada tienen una imagen más positiva de su cuerpo y que toleran con mayor facilidad los síntomas típicos del embarazo, como acidez estomacal o frecuencia urinaria. A esta edad, las mujeres también se sienten más seguras de sí mismas, saben más lo que quieren, y tienen la habilidad social necesaria para conseguirlo.

¿Cuáles son las desventajas de ser madre después de los 35 años?
Tal vez la mayor dificultad sea que a esa edad es probable que tu vida tenga ya una rutina cómoda, y que estés disfrutando de una carrera exitosa y una relación de pareja con toda la libertad e independencia que supone el no tener que cuidar de un pequeñín. Encontrarte de repente con la responsabilidad de cuidar a un bebé las 24 horas del día, puede parecerte difícil. Además, puesto que la mayoría de las mujeres ganan mejores sueldos a los 35 ó 40 que a los 25, podría haber una reducción significativa en los ingresos familiares si planeas dejar tu trabajo para dedicarte al bebé.

¿Cuáles son las ventajas de ser una madre "mayor"?
Una de las grandes ventajas de la maternidad tardía es que probablemente te sientas mucho más segura de ti misma a esta edad que hace diez o quince años. Financieramente, es posible que tu pareja y tú estén ya mejor situados, lo cual puede calmar muchas ansiedades. Además, probablemente ya has tenido ocasión de disfrutar ampliamente de salidas nocturnas y diversiones que no son apropiadas para una familia con niños y te sea menos difícil reducir este tipo de actividades que si tuvieras 20 años.

Fuente: http://espanol.babycenter.com

¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguientes!
Embarazo Psicológico: causas y consecuencias

Recomendaciones para el hombre antes de tener un hijo

Comentarios (0)Add Comment

pequeño | grande

busy