Inicio >6 a 8 años >Recreación infantil

recreación y entretenimiento con niños de 2 a 5 años

6 a 8 años
> Recreación

El eterno placer de los cuentos de hadas
Otra vez, las pantallas se llenaron de historias basadas en los cuentos de hadas más tradicionales, solo que aggiornados por los guionistas al siglo XXI, y adaptadas a relatos que muchas veces no tienen nada de infantiles. Series de TV como “Once a time” y “Grimm”,  películas como “Espejito- espejito” o “La chica de la capa roja”, no hacen mas que traer a los tiempos que corren esas historias ancestrales, que nos fascinaban y asustaban en la infancia.

¿Qué extraño impacto tienen en grandes y chicos estos relatos,  que vuelven una y otra vez?  ¿Por qué razón se recuperan incansablemente en diferentes versiones, serias o paródicas, tanto en la literatura como en la TV o el cine?
Según  Rocío Bressia, Responsable de Contenidos en Fundación Leer (www.leer.org.ar), “la primera razón está a la vista: se han convertido en pilares de nuestra cultura. Conocidos por todos, parte integrante del patrimonio literario universal, la incorporación de estos textos en los niños es central para la literatura posterior”.
La psicóloga especialista en Maternidad y Crianza Marisa Russomando (www.marisarussomando.com.ar) coincide: “No se trata sólo de un aliado a la hora de dormir. Detrás de la envoltura infantil y mágica del cuento de hadas se encuentran elementos que acompañan al desarrollo de cada lector o espectador. A partir de este primer peldaño, los niños pueden disfrutar de toda una cultura que retoma estos cuentos a partir de versiones modernas, satíricas, graciosas, reinterpretaciones actuales de historias clásicas”, señala.

Además, en los cuentos tradicionales aparecen elementos fantásticos, sobrenaturales, como hadas,  brujas, pociones mágicas y dragones, que potencian la imaginación y la creatividad, invitando a un mundo de sueños donde todo puede suceder. “Incluso para los niños más pequeños, los cuentos tradicionales ofrecen historias simples e interesantes que ayudan a internalizar la estructura narrativa. Es decir, cuando se lee a los niños más pequeños cuentos de hadas, ellos aprenden a contar sus propios cuentos, sus propias historias, su propia experiencia”, opina Bressia.

Pero hay más. Lo que llamamos “cuentos de hadas” son un conjunto de textos narrativos nacidos de la tradición oral en las regiones de Europa. “La caperucita roja”, “La bella durmiente”, “El gato con botas”, entre otros, llegaron a una versión escrita de la mano del francés Charles Perrault en el siglo XVII, y luego a través de los hermanos Grimm, en la Alemania del siglo XIX. Pero al comienzo, no estaban destinados a los niños. Por ejemplo, Perrault estaba más interesado en la creación de relatos populares que pudieran dar cuenta de las enseñanzas morales de una época. Las historias, lejos de todo propósito estético o literario, constituían canales para vehiculizar el folclore y la ideología imperante.

En la versión original, para poder volver al mar, la sirenita debía matar al príncipe - que se había casado con otra - pero decidía suicidarse. Hansel y Gretel eran literalmente abandonados en el bosque a merced de las fieras, porque sus padres no tenían cómo darles de comer. Y las hermanastras de Cenicienta, por su parte, se amputaban los dedos de los pies o el talón, para poder calzar el zapatito de cristal… Poco que ver con las versiones edulcoradas de Walt Disney, y los relatos infantiles de la actualidad.

Pero para aquellos padres que prefieren suavizar la crueldad de estas historias, Russomando señala algo importante: “Los cuentos permiten soportar algunas frustraciones y elaborar situaciones mediante el uso del lenguaje simbólico, el mismo que el de los sueños. Este lenguaje disfraza contenidos que podrían ser traumáticos mediante figuras sencillas, y se utiliza para explicar problemas, etapas o hechos mediante símbolos”.

En estas historias ancestrales encontramos al héroe y al villano; a las fuerzas del bien y a las del mal; a  los príncipes, el peligroso y la inteligencia, el  orden y la autoridad,al cazador (padre sustituto, protector, fuerte e idealizado), la ausencia de los padres (impotencia paterna), los hermanos y sus conflictos, el hada madrina, la bruja, animales salvajes (conflictos no resueltos e instintos de agresión), etc.

Se suele decir que los cuentos de hadas expresan distintos aspectos arquetipos y aspectos humanos de los que no solemos tener conciencia. Y posiblemente sea así…”, señala la escritora infantil Adela Basch, Directora de la editorial Abran Cancha (www.abrancancha.com.ar ). Pero además, en el relato se sugieren posibilidades y alternativas. De esta manera y gracias al lenguaje incluido en los cuentos de hadas, los niños ven expresadas sus inquietudes y anhelos, sus dificultades y sus sentimientos poco aceptables para el mundo social, favoreciendo su convivencia saludable y enseñando diferentes caminos para su resolución.

Según los especialistas, el niño necesita comprenderse a sí mismo y comprender el mundo que lo rodea, y los cuentos ayudan en este proceso: vencer los temores más profundos y las angustias existenciales, ubicarse en el mundo y enfrentarse a sus problemas. De allí la eficacia de los cuentos de hadas, que se convierten en un elemento fundamental en el desarrollo desde la infancia.
Pero Basch sostiene un punto de vista diferente: “Yo creo que se siguen manteniendo vigentes porque -de manera disfrazada-  muestran expresiones de una sabiduría  ancestral, que en el mundo de hoy está por lo general olvidada”. La autora se refiere a  los cuentos de hadas se llama comúnmente “magia”. Por ejemplo, la capacidad de transformar una calabaza en carroza, o de dar un beso que despierta a alguien del sueño eterno. “Esa presencia de lo mágico como algo natural, algo que está al alcance de la mano pero que no vemos y no sabemos cómo funciona, es a mi criterio uno de los principales atractivos de los cuentos de hadas”, concluye.

En cualquier caso, ya sea para llevarnos a un mundo donde todo es posible o para ayudarnos a lidiar con nuestros propios dragones, pasan las generaciones y los cuentos de hadas siguen aquí, en el cine, en la TV o en el libro que todas las noches le leemos a nuestros hijos.  
Eternos como las fantasías o los temores mas profundos del hombre.

Por Flavia Tomaello

¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguientes!

Actividades para estimular el hábito de caminar en niños

Claves para organizar la agenda de los chicos en vacaciones

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 3 de 16

En SOS Mamá trabajamos para ayudarte en la crianza de tus hijos, porque es el sitio para padres de familia más completo, con herramientas súper útiles y toda la información sobre fertilidad, embarazo, gestación, salud, educación ¡Y mucho más!.

Embarazo | Calendario de vacunación oficial | Bebé | Calendario de ovulación | Lista de nombres para tu bebé | Parto | Paternidad | Embarazada
| embarazo semana a semana | alimentación de tu bebé | Adolescencia | hijos en edad escolar | foro de embarazadas | trabalenguas | fabulas para chicos
| maternidad | lactancia | nacimiento de mi bebé | ser mamá | adivinanzas para chicos | videos de embarazo | preguntar al pediatra
| padres primerizos | embarazo de mellizos, trillizos | mi hijo | promociones para mamá | pañales para 1 año