Insolación y golpe de calor en los niños

El "Golpe de Calor" se produce cuando los mecanismos de regulación de temperatura corporal son incapaces de disipar la acumulación del calor en un organismo.



El cuadro ocurre cuando existe exposición a altas temperaturas (golpe de calor clásico) o a consecuencia de actividades físicas en ambientes con temperaturas elevadas (golpe de calor postejercicio)

El golpe de calor es una urgencia médica, que puede afectar a personas de cualquier edad, siendo los más vulnerables los niños y ancianos.

Cuadro Clinico
El cuadro clinico en un golpe de calor o insolación es muy variable e inespecifico, por lo que para hacer diagnóstico es importante la referencia de haber estado el paciente expuesto a altas temperaturas, al sol, o actividades deportivas durante climas calurosos.
•    Fiebre alta (muy superior a los 38 grados centígrados de temperatura axilar)
•    Cefalea / Dolor de cabeza.
•    Sed intensa
•    Sensación de cansancio
•    Náuseas y vómitos.
•    Calambres musculares, convulsiones.
•    Sudoración abundante en la insolación que cesa en el golpe de calor; en este caso, la piel
      está seca, caliente y enrojecida.
•    Alteraciones de la conciencia con tendencia al sueño (somnolencia)
•    Alteraciones de la frecuencia respiratoria y circulatoria.

Qué hacer ante el golpe de calor
1. Trasladar al niño a la sombra, en un lugar fresco y tranquilo.
2. Mantener la cabeza del niño en alto.
3. Mojarle la ropa, aplicarle hielo en la cabeza o, en su defecto, compresas con agua fría.
4. Darle a beber agua fresca o un poco salada de a pequeños sorbos.
5. Si es posible, desnudar al afectado y sumergirlo en agua fría hasta que la temperatura del
    cuerpo haya descendido por debajo de 38° C, envolverlo luego en toallas húmedas y
    colocarlo en posición lateral de seguridad en un lugar aireado hasta la llegada del médico.
6. Puede ser necesario recibir reanimación con masaje cardíaco y respiración artificial.
7. Toda persona afectada por un cuadro de golpe de calor (insolación) debe ser evaluada
    por el médico.

El tratamiento debe buscar la disminución de la temperatura en un plazo promedio de una hora.
Cuando el tratamiento se retrasa más de cuatro horas o no ha sido eficaz de inmediato, suele originarse un shock con edema pulmonar, ataxia cerebral, insuficiencia renal, insuficiencia hepática y lesión cardiaca.

A mayor temperatura corporal mayor debe ser la técnica de enfriamiento.

Recomendaciones
Recordar que aunque un niño no esté realizando actividad física, por el sólo hecho de estar sentado bajo los rayos del sol tiene aumento de temperatura y pérdida de líquidos por evaporación, así que se les debe tener en lugares sombreados y recibiendo de manera preventiva liquidos frescos para prevenir los episidios de golpe de calor.

Fuente: zonapediatrica.com

¿Te interesó este artículo? ¡Quizás también te interesen los siguientes!

Fallas auditivas en los niños

¿Son suficientes las horas de educación física que reciben en la escuela?

Comentarios (1)Add Comment

pequeño | grande

busy